Fue mandado construir en la Ría de Vigo en 1838 y empezó a prestar servicio en 1842, dando un respiro al Lazareto de Mahón, única instalación española semejante en la época para pasar la cuarentena. Se edificó sobre las islas de San Simón y San Antón uniendo ambas con un puente de piedra y guardando los edificios con una muralla exterior. Este lazareto carecía de agua potable y allí purgaban sus enfermedades los contagiados procedentes de puertos europeos y del Caribe.

Se dejó de utilizar en 1923 convirtiéndose entre 1936 y 1944 en cárcel coincidiendo con la llegada de la Guerra Civil. En ella fueron recluidos numerosos presos del bando republicano, fundamentalmente de las zonas próximas, aunque también llegaron de otras partes de España. La cárcel estuvo operativa hasta 1944, y aún hoy en Redondela quedan testigos que estuvieron recluidos en los penales de la isla.

A partir de 1948 se convierte en residencia de verano para los miembros de la Guardia de Franco, pero en 1950 un accidente marítimo acabó con la muerte por ahogamiento de cuarenta y tres miembros de la Guardia de Franco, lo que precipitó el cierre de la isla, que tan solo volvería a ser utilizada entre 1955 y 1963 como hogar Méndez Núñez para la Formación de Huérfanos de Marineros.

Hoy en día, y tras acondicionar las instalaciones, la isla está abierta al público y se organizan visitas guiadas desde la villa de Redondela. [Página oficial de la Isla de San Simón]

 

Previous post

Lazareto de A Coruña: Isla de San Antón

Next post

Publicaciones