lazareto de mahon web home

Un lazareto es una instalación sanitaria, más o menos aislada, donde a lo largo de la historia se han tratado enfermedades infecciosas. Históricamente se han utilizado para enfermedades como la lepra, la tuberculosis o la fiebre amarilla, y se solían instalar en los puertos de las grandes ciudades costeras para tener en cuarentena a las embarcaciones o personas procedentes de otros países contaminados o sospechosos de contagio.

La Real Academia de la Lengua Española define el concepto Lazareto como un “establecimiento sanitario para aislar a los infectados o sospechosos de enfermedades contagiosas” y como un hospital de leprosos”.

Eran espacios cercados y aislados construidos expresamente para recibir las mercancías contaminadas y a los enfermos  durante las cuarentenas hasta que conseguían curarse y dejaban de suponer un riesgo. Las instalaciones contaban con un amplio equipo médico que debía cuidar de los enfermos, aunque en muchas ocasiones, y debido al contacto directo, el propio equipo médico también caía enfermo.

Etimología

Los guerreros de Occidente que habían ido a Palestina a liberar los Santos Lugares a principios del siglo XII de la dominación musulmana, habían creado una orden religiosa militar bajo la advocación de San Lázaro para el cuidado de los leprosos. Se pusieron bajo la advocación de este santo por lo que los cristianos designaron a la lepra con el nombre de mal de San Lázaro, en la creencia de que el hermano de María y de Marta resucitado por Jesús había fallecido a causa de este mal.

Cuando volvieron de Tierra Santa fueron acogidos por Luis VII que les concedió cerca de París una casa, y la transformaron en un hospital para el cuidado de leprosos otorgándole el nombre de Lazareto.